ALIKA KINAN

Fundación Alika Kinan

Es sobreviviente del delito de trata con fines de explotación sexual y activista abolicionista. Trabaja en la investigación del delito de trata y explotación de personas para contribuir a mejorar los procesos de análisis, formulación, desarrollo y aplicación de la legislación y las políticas públicas en la materia.

Ha recibido reconocimientos por su labor a nivel nacional e internacional, entre estos es posible mencionar:

  • El reconocimiento a los Héroes contra la esclavitud moderna 2017, otorgado por el Departamento de los Estados Unidos durante el Encuentro Internacional contra la Trata de Personas, realizada en el Capitolio de Washington.
  • El Reconocimiento al Mérito 2016, otorgado por el Concejo Deliberante de la ciudad de Ushuaia.
  • El reconocimiento Mujer Destacada del año 2015, concedido por el Senado de la Nación.

Entre sus principales logros se encuentra el haber ganado el primer juicio (Leading case), donde la víctima después de haber sido rescatada de 16 años de esclavitud sexual se convierte en querellante para litigar judicialmente contra sus proxenetas y un Estado Municipal que el propio Tribunal de Casación Federal consideró “rufián y proxeneta”.

Hoy su vida entera gira en torno al combate contra la esclavitud de las mujeres y niñas, que se ha convertido en su leitmotiv.

Actualmente trabaja en la Secretaría Académica de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) dirigiendo el Programa de Estudios, Investigación y Formación de Trata y Explotación de Personas (PEFITE), de su propia autoría y el primero en haber sido creado y coordinado por una sobreviviente de trata con fines de explotación sexual.

Presidenta de la Fundación Alika Kinan donde se brinda asistencia jurídica y psicológica para víctimas de trata y explotación y se desarrollan procesos de investigación, formación y se realizan actividades para la visibilización de esta problemática.

Alika Kinan es madre de una familia numerosa y se dedica por completo a sus actividades laborales, de activismo y familiares, siendo ésta la única forma que encontró para poder iniciar un proceso de recuperación a la tortura sufrida. Amar, enseñar, acompañar y ayudar.

Ir arriba